Noticia

LA GALTZARRA

22 de Noviembre de 2018

HOY ESSCRIBE.....................XABIER AZANZA

Imagen principal noticia

Santa Catalina
Este sábado, 24 de noviembre, siguiendo la tradición celebraremos de víspera la festividad de Santa Catalina, cuyo nombre ostenta una de las dos iglesias que tenemos en Zirauki, y lo haremos con el canto de la Salve, la quema de unos buenos fajos de sarmientos y el lanzamiento de castañas desde la casa parroquial. El día 25 de noviembre la Iglesia celebra la solemnidad de Santa Catalina de Alejandría, y en algunas páginas de internet denominan así a nuestra iglesia. En Zirauki nos referimos a ella como Santa Catalina, pero ¿ha sido siempre así?
Recuerdo que mi madre solía decir que la iglesia de Santa Catalina había sido edificada por los vecinos de Aniz que tuvieron que dejar aquellas tierras por la falta de agua en ese término y se vinieron al barrio de Santa Catalina tras construir su iglesia parroquial. ¿Hay algo de cierto en ello o es una leyenda urbana?
             

José María Jimeno Jurío en su conocido trabajo “Cirauqui, pueblo monolingüe vasco (1650)” escribe: “Próximo a él se alza el gótico de Santa Catalina de Aniz, topónimo que designa un despoblado medieval cuyos últimos vecinos se trasladaron a la zona intramural de la villa, en torno a esta iglesia, según una tradición local que tiene visos de responder a un hecho histórico.”
La jurisprudencia de los tribunales de los siglos XVI y XVII confirma la denominación Santa Catalina de Aniz. Por citar un par de ejemplos, en 1565 “el abad y primicieros de la parroquial de Santa Catalina de Aniz, en Cirauqui, contra María de Urbe y Teresa de Tirapu, las cuales poseen sendas sepulturas en el cuerpo de la iglesia, donde tienen enterrados a sus difuntos. Los demandantes pretenden que por cada cadáver que se entierra en una sepultura, han de pagar dos ducados, mientras que las demandadas defienden que sólo hay que hacer la entrega inicial.”
Curiosa es la sentencia condenatoria en la demanda que Juan de Urbe presenta contra Pedro de Apeztegui, ambos clérigos beneficiados de Sta. Catalina de Aniz. Pedro de Apeztegui “injurió al quejante, llamándole asno, raposo y mal nacido, dando a entender que era hijo de clérigo.”
Finalmente, la sentencia de 1591 favorable al Abad en la causa que “Los cofrades de la de Sta. Catalina de Aniz, en Cirauqui, contra el abad de la misma parroquia porque los demandantes dicen que el día de la Virgen de Agosto se acostumbra a hacer la comida de la Cofradía y desde tiempo inmemorial después de la cena, el abad da una colación de pan, vino y fruta. D. Martín, el abad, después de haberla dado 14 años, ha dejado de hacerlo en el presente, negando que la colación sea obligatoria.”
Parece, por tanto, que la tradición local denominando a la iglesia “Santa Catalina de Aniz” tiene efectivamente fundamento histórico. Y tal vez las castañas que hoy en día se siguen tirando de la casa parroquial, tenga su origen en la colación de pan, vino y fruta que hace más de 400 años ofrecía el abad.
Xabier Azanza


Sin Comentarios


Iniciar sesion

Leer también
17 de Junio de 2019II GALA DEL FUTBOL NAVARRO
28 de Mayo de 2019JAVIER UBASOS RENUEVA CON EL CD ZIRAUKI
14 de Mayo de 2019JORNADA 30 REGIONAL PREFERENTE GRUPO SUR
07 de Mayo de 2019COMENTARIO JORNADA 29

Volver Noticiero

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra política de cookies. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir su utilización, aunque debera tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades en la navegación. Si continúas navegando, aceptas su uso.

AceptarCambiar configuración